Tienda Motoristas.com
            Fecosauto                 https://www.AUTOdoc.Es                 https://buenosybaratos.es/    
Página 1 de 15 1234567891011 ... ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 10 de 148

Tema: Xino Xano, cronica por Asia central II parte

  1. #1
    Ya lleva tacos
    Fecha de ingreso
    18 ago, 13
    Mensajes
    353

    Xino Xano, cronica por Asia central II parte

    Buenas de nuevo,

    por algun motivo que desconozco no hay manera de poder visualizar las ultimas dos paguinas de la cronica que desde hace varios meses estoy colgando en el foro.

    Si es una medida de presion por parte del administrador para que me de un poco de prisa lo entiendo, ya se que llevo mucho tiempo con esta historia, pero hombre, no era necesario llegar a estos extremos, con unas simples palabras hubiera bastado

    Bueno, de momento seguiré cronológicamente, pero guardare tres mensajes libres para editar si veo que no se recuperan las paginas 31 y 32, pues debo intercalar de nuevo todas las fotos en el texto, y eso me lleva un montón de tiempo.

    Como cuelgo la cronica simultaneamente en varios foros seguiré tal como he dicho por el dia que corresponde.

    Saluods y buena ruta!

  2. #2
    Ya lleva tacos
    Fecha de ingreso
    18 ago, 13
    Mensajes
    353
    Dia 50.


    publicado en el tema Xino Xano, cronica por Asia central I parte , pagina 30

  3. #3
    Ya lleva tacos
    Fecha de ingreso
    18 ago, 13
    Mensajes
    353
    Dia 51.

    idem.

  4. #4
    Ya lleva tacos
    Fecha de ingreso
    18 ago, 13
    Mensajes
    353
    Dia 52.


    ​idem

  5. #5
    Ya lleva tacos
    Fecha de ingreso
    18 ago, 13
    Mensajes
    353
    Buenas de nuevo,
    Este parón se ha alargado más de lo deseado, lo siento, además hoy toca empezar con una reflexión personal, así que entenderé que paseis del post hasta nuevo aviso.

    Cuando inicie la búsqueda de información para realizar el viaje que poco a poco os estoy narrando recibí la inestimable ayuda del forero “Ximetric”, que como había estado con otros amigos unos meses antes por parte de la zona que me interesaba recorrer me pudo dar información de primera mano.

    Tras un primer contacto a través del foro pasamos a las conversaciones telefónicas, para finalmente brindarme su amistad y abrirme su casa, su familia y sus amigos durante una reunión en la que pasé de intruso a sentirme rodeado de gente como si la conociera de toda la vida.

    Inicie mi viaje, cree un grupo de whatsapp en el que narraba mis “aventuras” diarias y ahí estaba “Ximetric” para aportar su granito de arena, sus opiniones, su ayuda cuando era necesaria y su inestimable colaboración desde la distancia. Cada vez que me metía en un lio en la ruta, no sabía qué camino seguir, o tenía dudas mecánicas, allí estaba él que me daba su opinión, basada en las experiencias pasadas para que me pudieran servir de ayuda en ese momento.

    Cierto es que en ciertas ocasiones lo eché de menos y no entendí que no diera señales de vida hasta pasados unos días, pero no era cuestión de pedir explicaciones por su falta de colaboración.

    Una vez de regreso contacté de nuevo con él, y me confesó que había pasando por una mala enfermedad, de la que estaba recuperándose. Por motivos varios nunca nos cuadró vernos, pues mi agenda siempre estaba ocupada, y nos conformamos con llamadas periódicas y ofertas para juntarnos que yo nunca podía aceptar.

    No os podéis imaginar lo que ahora me pesa en el corazón no haber tenido un orden de prioridades diferentes, haber hecho ese hueco para podernos ver, charlar junto a un café, recordar el viaje y finalmente despedirnos con un fuerte abrazo.

    Por desgracia hace unas noches recibí un privado donde me comunicaban que “Ximetric” había partido a ese viaje que nos espera a todos, del que no regresamos y el que deja un vacío muy grande en el corazón de los que nos rodean.

    No pudo ser, no nos volvimos a ver, y quedo pendiente esa comida juntos en el bar de Marc Antoni que dejamos en el aire tras nuestra última conversación.

    Tal vez alguno piense que este no es el lugar adecuado, y aunque nunca lo podrá leer, desde aquí quiero agradecérselo públicamente y dejar claro que este viaje que me cambió la manera de ver la vida nunca hubiera sido lo que fue sin su inestimable ayuda.

    Gracias de todo corazón LLorençs,


    Ismael M.

  6. #6
    Ya lleva tacos
    Fecha de ingreso
    18 ago, 13
    Mensajes
    353
    DIA 53. Sabado 10 de junio 2017. Khorog – Kargush pass. 250km








    Anoche estuve chalando un rato con el motorista alemán, hombre de poca palabras, no como un pesado chileno que me estuvo dando la paliza hasta que lo mandé a paseo, (es lo que tienen los guesthouses, tienes que convivir en las zonas comunes con el resto de los usuarios, y por desgracia dejan entrar a casi todo el mundo, incluso yo me pude alojar, ahí es nada…)


    A lo que iba, resulta que coincido en la ruta a seguir para los próximos días con Werner, el motorista alemán, así que tras despedirnos para ir a dormir quedó abierta la posibilidad de hacer juntos la ruta de mañana.


    A la mañana siguiente cuando me levanto y asomo la cabeza para ver que día hace, Werner ya esta montando las cosas en la moto listo para partir. No os lo creeréis si os digo que se me hizo tarde verdad? Salgo en calzoncillos y con en una rápida mirada por su parte ya ve que no le acompañaré esta mañana, así que nos despedimos deseándonos mucha suerte y con un seguro que nos encontramos más adelante.












    Sin prisa pero sin pausa recojo mis cosas, hago un frugal desayuno y termino saliendo un rato mas tarde del guesthouse camino de Murgab con la intención de pasar por la ruta sur. Dicha ruta es la que abandona la M41 y sigue bordeando la frontera Afgana, pasando por Iskaisim y adentrándote en el valle también conocido como corredor de Wakham. A pesar de que esta ruta es más larga que continuar por la m41 es la que todo viajero motorista con el que he coincidido por el camino y que había pasado por ahí no han dejado de recomendarme, desde William el californiano/portugués con el que compartí tropecientas horas de espera en la frontera para entrar en Irán, al francés superamable que conocí en Yaz.


















    Así que allá me dirijo por una estupenda carretera que termina unos 70 u 80 km más adelante, pasando primero a ser una pista que de normal pasa a mala, luego a malísima y terminará siendo infernal.
















    Antes de llegar a esa situación, cuando la pista aun es normal, alcanzo a Werner, mejor dicho, encuentro su moto junto a una pequeña edificación que hay junto a la carretera.










    Al entrar veo que es el patio de una pequeña casa de comidas, y allí, junto a un paisano que está tocando la guitarra me encuentro a mi nuevo amigo comiendo un plato de sopa. Tras la sorpresa inicial y el saludo correspondiente me siento junto a él señalando el plato de sopa con cara interrogante, pues son poco mas de las 10 de la mañana. Me argumenta que ha encontrado el local y como ha tenido oportunidad de comer algo no ha desperdiciado la ocasión, pues en la ruta no sabes nunca cuando podrás volver a comer. Como podéis imaginar ante ese argumento de peso no me queda más que sentarme junto a el y pedir una cuchara.










    Acordamos continuar juntos, pero manteniendo nuestro espacio, eso significa que rodamos cada uno a nuestro aire, parando donde nos apetece, haciendo fotos o disfrutando del paisaje, y de vez en cuando nos juntamos de nuevo. No hay compromiso ninguno, yo suelo ir delante y cada tantos kms en alguna de mis paradas Werner me alcanza y retomamos la ruta juntos hasta que uno de nosotros se descuelga de nuevo.




























    Como no me canso de repetir la ruta es preciosa, insisto, es para ir con la boca abierta todo el rato, bueno, eso si te gusta rodar en solitario por unos paisajes de enormes montañas en medio de la nada más absoluta, de lo contrario no habrías llegado aquí.




    Al llegar a iskashim se termina el asfalto y continua una pista en muy buenas condiciones, pero como he dicho anteriormente se irá degradando a lo largo de los próximos kms.












    Aquí finalmente doy con el puente, si, ese que desde que tengo Afganistan a tiro de piedra estoy dando la lata por no poder pasar, así que aquí tengo mi oportunidad tan deseada.









    Es un puente que lleva a una isla que hay en el centro del rio, y de ahí a la otra orilla. La verdad es que no sé quien habrá pinchado en el suelo de la islita el palo con el trapo de colores reclamando como suyo ese espacio de tierra temporal, pero la verdad es que tendré que volver otro día, pues ayer sábado era el día de mercado y es cuando abren la puerta que permite el intercambio cultural y comercial entre las dos orillas.


    Maldita la gracia que el acceso esté condicionado por el día de la semana, y la verdad, esperar 6 días aquí me pilla mal… absurdidades burocráticas.



    tremenda casa en medio de la "nada" ...¿gobernador local? no olvidemos que aquí hay un paso de frontera.







    Sigo mi camino dejando atrás el asfalto y una nube de polvo que levanta mi moto al pasar, algo que utilizaré en mis paradas para identificar en la distancia a Werner, pues no nos cruzamos con nadie más en lo que da el día de ruta.






























    Los km se suceden y sufro las consecuencias de cruzar los pequeños torrentes que desembocan en el rio.
















































    yo sigo flipando entre montañas, cruzo algún pequeño pueblo donde los niños siguen jugando a cruzarse en el camino con el deseo de chocar las manos al pasar
















    De vez en cuando aparece en el camino un paisano al que saludo al pasar, no se quien estará más sorprendido de encontrarse con el otro, pero ahí queda ese momento para el recuerdo.,




























    Control militar
















    Finalmente la pista llega a un pequeño pueblo donde tenía la intención inicial de terminar la etapa de hoy, pues a partir de aquí la pista abandona el valle para internarse en la montaña y coronar un paso de montaña de algo más de 4300 metros sobre el nivel del mar.


    La verdad es que son poco mas de las tres de la tarde y el pueblo no anima a quedarse el resto del día aquí, a pesar de que hay varios carteles de “HOMESTAY”, “GUESTHOUSE” y uno incluso muy gracioso de “HOTEL”, se que en cuanto asome la nariz sacaran al abuelo de la cama para que duerma yo, o incluso puede que la comparta con él, ya que el pobre señor ni molesta ni ronca.


    Así que mientras estoy en esas cavilaciones aparece la preciosa BMW “Paris Dakar”, y tras una rápida mirada alrededor llega a la misma conclusión que yo, por lo que nos despedimos del rio y saludamos a las gigantescas montañas que tenemos delante.


    Tal como empiezo a tirar como la cabra para el monte algo en mi interior me dice que no es una buena idea, pues no hay nada entre este pueblo y la M41 a la que enlazaremos de nuevo para seguir camino a Murgab, y son demasiados km para hacerlos en un solo día. Pero como de los valientes solo se escriben cosas buenas, sobrevivan a la aventura o no, doy gas y abro camino.


























    El protagonista de la historia, menos mal que tengo un compañero de viaje, que si no os quedais con las ganas de verme




























    Poco km mas adelante hay un viejo UAZ (que debió vivir su buenos tiempos en la época soviética) parado en la pista que me hace detener, hay tres personas en el coche, que baja a motor parado, y uno de ellos sale y me pide, no, me suplica un litro de gasolina para poder llegar al pueblo.










    La situación es delicada, no les quedan muchos km por recorrer, pero yo desconozco lo que tengo por delante, y no quiero prescindir de una sola gota de gasolina de mi deposito, por lo que me niego argumentando que tengo que llegar hasta Murgab y no hay donde conseguirla hasta llegar allí. El paisano me vuelve a suplicar un litro, ante lo que le digo que esperaremos a mi compañero a ver que podemos hacer, pues yo la verdad es que le daría gasolina si tuviera controlado el camino que tengo delante, pero es una pista muy poco transitada y puede ser muy arriesgado ir dando gasolina que luego me pueda faltar a mi.


    Poco después llega Werner, le explico la situación y sin pensarlo dos veces me dice que no hay problema, lleva un deposito en la moto de creo recordar 45 litros, mas cuatro pequeñas garrafas en las maletas que suman 8 litros más, así que anda sobrado pase lo que pase en los próximos tres millones de km.










    Dejamos al señor mas contento que la ostia, y a motor parado retoma la bajada sabiendo que tiene algo en el depósito para dar el último empujón cuando la gravedad deje de ser efectiva, y retomamos nuestra ruta.


    Yo cada vez soy más consciente que nos va a pillar la noche en la pista, así que acelero el paso mientras puedo, me voy animando y abro gas como un poseso, voy pegando botes entre los baches y socavones de la pista, y cuando mejor me lo estoy pasando tengo un baño de realidad notando que la dirección se vuelve torpe y algo no anda bien.


    Es tarde y aun no hemos logrado hacer cumbre en el paso de Kargush, y si, lo habéis acertado, he pinchado la rueda delantera.


    Como si fuera un aviso he tenido la suerte de pinchar en uno de los pocos sitios donde puedo apartar la moto de la pista, es un pequeño sitio junto a un torrente de agua de deshielo, y ahí me encuentra Werner mirando la nada cuando me alcanza.


    Sin pérdida de tiempo me dice que me encargue de ir desmontando la rueda, mientras él recoge agua del riachiuelo, saca su hornillo y pone agua a calentar para tomar un té caliente. Como no tengo caballete central descargo la moto y la tumbo en el suelo, al vaciar la maleta de las herramientas y los recambios varios descubro que el incidente de ayer en el rio ha tenido consecuencias, decididamente las maletas son como los relojes malos, impermeables y resistentes al agua pero no sumergibles.










    Por suerte la ropa está en la otra maleta y aquí llevo los recambios y todo tipo de material que por suerte es resistente al agua.


    Cambiamos la cámara por una que llevo de repuesto y tras limpiar de pedruscos la zona montamos rápidamente las tiendas. Realmente me ha sorprendido mi nuevo compañero de viaje, resolutivo 100%, y si no fuera por él aun estaría en lo alto de la montaña peleándome con la cubierta para lograr sacar la cámara.
















    En eso aparece el único coche que hemos visto en la pista en las últimas 6 u 8 horas, se detiene y pregunta si necesitamos ayuda, se lo agradecemos y le damos a entender que ya está controlada la situación, por lo que continua su camino.


    La luz desaparece por momentos, la temperatura baja en picado, así que con algo más de agua nos tomamos un sobre de sopa y nos metemos rápidamente en el saco. Son la 9 de la noche, mi GPS dice que estamos a 3590 metros y hace un frio de mil narices.


    A las 20:30 la temperatura es de 7 grados, a las 23 ya ha bajado a 4, el frio va a mas, y yo termino intentando dormir con la ropa térmica, un forro polar, una chaqueta de plumas y finalmente la ropa de la moto sobre el saco … ni así logro conciliar el sueño, y paso la noche esperando que asome el sol para empezar un nuevo día.








    GASOLINA 70 SOMIS (7,5 $) 10 LITROS.




    .

  7. #7
    Veterano mototrailero Avatar de luismi07
    Fecha de ingreso
    05 jun, 05
    Ubicación
    Aragon
    Mensajes
    6,041
    Encantado de leerte de nuevo, muy ameno. Gracias
    SUZUKI DRZ400 S

  8. #8
    Cuánto lo siento por Ti, por "Ximetric" y su familia, muy bonitas tus palabras hacia él, el foro lo tomo como distracción, información, debate, etc,etc,
    Pero también están estas realidades tristes que te dejan una marca difícil de borrar mientras estemos en este mundo, ánimo y gracias por compartir !!

  9. #9
    Ya lleva tacos
    Fecha de ingreso
    11 abr, 18
    Mensajes
    1,051
    Cita Iniciado por bell212 Ver mensaje
    Buenas de nuevo,
    Este parón se ha alargado más de lo deseado, lo siento, además hoy toca empezar con una reflexión personal, así que entenderé que paseis del post hasta nuevo aviso.

    Cuando inicie la búsqueda de información para realizar el viaje que poco a poco os estoy narrando recibí la inestimable ayuda del forero “Ximetric”, que como había estado con otros amigos unos meses antes por parte de la zona que me interesaba recorrer me pudo dar información de primera mano.

    Tras un primer contacto a través del foro pasamos a las conversaciones telefónicas, para finalmente brindarme su amistad y abrirme su casa, su familia y sus amigos durante una reunión en la que pasé de intruso a sentirme rodeado de gente como si la conociera de toda la vida.

    Inicie mi viaje, cree un grupo de whatsapp en el que narraba mis “aventuras” diarias y ahí estaba “Ximetric” para aportar su granito de arena, sus opiniones, su ayuda cuando era necesaria y su inestimable colaboración desde la distancia. Cada vez que me metía en un lio en la ruta, no sabía qué camino seguir, o tenía dudas mecánicas, allí estaba él que me daba su opinión, basada en las experiencias pasadas para que me pudieran servir de ayuda en ese momento.

    Cierto es que en ciertas ocasiones lo eché de menos y no entendí que no diera señales de vida hasta pasados unos días, pero no era cuestión de pedir explicaciones por su falta de colaboración.

    Una vez de regreso contacté de nuevo con él, y me confesó que había pasando por una mala enfermedad, de la que estaba recuperándose. Por motivos varios nunca nos cuadró vernos, pues mi agenda siempre estaba ocupada, y nos conformamos con llamadas periódicas y ofertas para juntarnos que yo nunca podía aceptar.

    No os podéis imaginar lo que ahora me pesa en el corazón no haber tenido un orden de prioridades diferentes, haber hecho ese hueco para podernos ver, charlar junto a un café, recordar el viaje y finalmente despedirnos con un fuerte abrazo.

    Por desgracia hace unas noches recibí un privado donde me comunicaban que “Ximetric” había partido a ese viaje que nos espera a todos, del que no regresamos y el que deja un vacío muy grande en el corazón de los que nos rodean.

    No pudo ser, no nos volvimos a ver, y quedo pendiente esa comida juntos en el bar de Marc Antoni que dejamos en el aire tras nuestra última conversación.

    Tal vez alguno piense que este no es el lugar adecuado, y aunque nunca lo podrá leer, desde aquí quiero agradecérselo públicamente y dejar claro que este viaje que me cambió la manera de ver la vida nunca hubiera sido lo que fue sin su inestimable ayuda.

    Gracias de todo corazón LLorençs,


    Ismael M.
    Bell gracias por compartilo y recordarnos que lo primero es lacalidad humana y seguro que el amigo ximetric le ha llegado desde tú corazón el mensaje.

  10. #10
    Ya lleva tacos Avatar de pelon
    Fecha de ingreso
    24 abr, 18
    Mensajes
    186
    Hola de nuevo Bell. Siento la perdida de tu amigo. Muchas gracias por compartir este enorme viaje.

    Enviado desde mi Redmi Note 5 mediante Tapatalk

Página 1 de 15 1234567891011 ... ÚltimoÚltimo

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •