Tienda Motoristas.com
                               
Página 5 de 6 PrimerPrimer 123456 ÚltimoÚltimo
Resultados 41 al 50 de 53

Tema: KP TET Balkans 2022

  1. #41
    Ya lleva tacos
    Fecha de ingreso
    04 ago, 15
    Mensajes
    1,837
    Magnífica entrega.

    A la espera del siguiente capítulo.

    Gracias por compartir.

    Enviado desde mi Redmi Note 8T mediante Tapatalk

  2. #42
    Veterano mototrailero Avatar de manchi
    Fecha de ingreso
    09 abr, 05
    Ubicación
    Zárágózá
    Mensajes
    15,838
    Entradas de blog
    2
    Cita Iniciado por Dimoni Ver mensaje
    ....



    Menos guasa manchi, que la cosa fué seria....


    S!
    Si yo ya dije que en vuestro lugar ya me habría vuelto para casa. No me va nada la lluvia tan constante, le echasteis valor y mas yendo rollo acampada porque si llegas todos los días a un hotel y te puedes secar bien es otra película.

    Al menos en grupo te vas animando unos con otros. Además estas cosas son las que luego van cobrando un tiente épico con los años y al final guardas con cariño en la memoria mucho tiempo después.

    Me acordaré de vosotros este agosto como me empiece a llover en el viaje por Europa


  3. #43
    Ya lleva tacos Avatar de Dimoni
    Fecha de ingreso
    30 nov, 07
    Ubicación
    Tella Hills (Alacant)
    Mensajes
    757
    Venga, vamos con otra dia mas...

    Sábado 11 de Junio

    Pues esa noche además de dormir como señores conseguimos algo que se estaba convirtiendo ya en vital, secar toda la ropa, tienda de campaña, saco de dormir, etc.... además de la ropa de la moto, lo bueno es que realmente no hacia mucho frio y las corrientes de aire que había por la casa en obras, obraron el milagro.

    Así que al menos saldríamos como nuevos y secos, la previsión para hoy si que parecía algo más seria, o al menos eso queríamos creer, y decía de nuevo que sol y buen tiempo, a ver si después de cuatro días conseguíamos que se cumpliera.

    Nuestro refugio okupa.




    Desayunamos, recogida de trastos y al track. La idea inicial del día anterior, era haber avanzado más de lo que lo hicimos, en total fueron unos 185 Km de track, lo que nos seguía dejando con mucho retraso, pero las cosas vienen como vienen, y tal cual estaba la situación, con las lluvias y la incertidumbre de la reparación del Novato, mucho era.

    Hoy seria un día muy largo e intenso en acontecimientos, de hecho llegaríamos ya noche cerrada a lo que se suponía era nuestro destino.

    El track, asfaltado en su primer tramo, asciende bordeando el Ramsko Jezero, a los lagos aquí los llaman "jezero". Una vez dejamos el lago atrás, el asfalto deja paso a la tierra, aunque en buen estado, y con pinta de que lo vayan a asfaltar.
    Una vez en Orasac, que como curiosidad tiene una iglesia católica, se acaba la pista buena y pasa a convertirse en un camino.




    El camino en buen estado asciende por las laderas del Monte Vran hasta los 1500 metros cruzando un área boscosa, una vez arriba la pista se ensancha mucho y comienza el suave descenso hacia el amplio valle que forman las cordilleras del Cvrsnica, Cabulja y Vran.





    Este valle se encuentra a unos 1200 metros de altitud y esta dentro del Parque Natural Blidinje que forman estas tres cadenas montañosas, en el centro del valle nos encontramos un gran lago que da nombre al parque, el Lago Blidinje.




    Poco antes de llegar al lago la pista se incorpora a una carretera que bordea el lago y que dejaríamos en cuanto lo sobrepasamos.

    A partir de aqui se acaban las buenas pistas, el camino comienza enseguida un pronunciado ascenso entre muchas piedras, en un paisaje de pedregal y desprovisto de vegetación.



    Poco a poco se va complicando con alguna subida y bajadas cortas pero con mucha piedra, pero bueno, se pasa sin mas historia.
    Hacemos una parada para echar una foto, el dron ni de coña lo podemos echar a volar, hace un viento de mil demonios.









    Tras esta zona pedregosa, sin arboles y muy expuesta al viento, volvemos de nuevo a una pista mas civilizada, que volverá a ascender ligeramente, a nuestra derecha quedará el cañón que forma el Rio Drezanka, afluente del Neretva, que aguas abajo llegará hasta Mostar, hacia donde vamos nosotros también.



    Nuestra ruta rodeará el macizo montañoso por la derecha, entrándole a Mostar por otro valle.



    Tras dejar una zona boscosa el paisaje se abre y pudimos disfrutar de uno de esos tramos que se te quedan grabados en la memoria, fueron 20 kilómetros de disfrutar de la conducción, del paisaje, de la mañana, del sol, de los cielos despejados.... por fin había dejado de llover.




    Don Trini y su GS800






    Esto es una constante en estas tierras, infinidad de pequeños cementerios y tumbas dispersas a la vera de los caminos, los vas encontrando por todas partes, imagino que es una costumbre, e imagino también que una guerra ayudó a que surgieran más de los deseados.

    Tras esos 20 kilómetros de Nirvana, llegamos a un asfalto, la TET te lleva por ese asfalto hasta Mostar, pero trazamos una alternativa menos asfáltica, así que dejaríamos esta carretera para coger una variante a nuestra derecha, asfaltada también al principio, pero que tras un pronunciado descenso acabaría en un agradable camino aunque pedregoso, que discurría entre muretes de piedra.






    Tras ese tramo el camino volvió a una zona mas despejada y pedregosa para iniciar ya por un camino pavimentado un vertiginoso descenso hacia la carretera principal que nos llevaría a Mostar.





    Y en Mostar, como no podía ser de otra forma, visita al Stari Most, el Puente de Mostar, una imagen de esas que tienes grabada en la retina de haberla visto muchas veces en fotos, y que además tiene historia reciente. Siempre fue un símbolo de la unión entre diferentes culturas y en la reciente guerra de Bosnia se encargaron de tumbarlo, quizá precisamente por ese simbolismo.

    Fue posteriormente reconstruido con fondos internacionales.





    El lugar ha cambiado y de que manera, las callejuelas ahora están llenas de turistas y de pequeñas tiendas de souvenirs, desde luego habrán perdido el encanto de antaño, pero sigue siendo un lugar que merece la pena visitar, cruzar el puente y sentarte en alguna de las pequeñas terrazas a tomar algo o incluso comer como en nuestro caso.






    Solo hubo un "fallo", al cruzar el puente, creo que entramos en el barrio musulmán y ahí, lo de la cerveza como que no, nos dimos cuenta tarde y como no era plan de levantarse y marcharse, que el chaval era majo, nos apañamos con unas "ñoñas" coca-colas.





    Las motos las pudimos dejar en un pequeño parking que hay a la entrada de la callejuela que lleva al puente, esta justo donde acaba la calle y su dueño por un módico precio nos localizó cuatro rincones para dejarlas, ya que estaba lleno, y además en un cuartito que tenia nos dejó soltar trastos, cascos, mochilas.... para no tener que ir arrastrándolos en nuestra visita al barrio viejo de Mostar.





    Y no había tiempo para más, la ruta manda y hay que seguir, Mostar nos había dejado un buen sabor de boca, cruzamos el tráfico de sus calles para enlazar el track que asciende para escapar del valle del Neretva en el que se encuentra hundido Mostar.

    La "escapada" es espectacular, Mostar se encuentra a apenas 60 metros sobre el nivel del mar, a pesar de estar muy al interior, y el Monte Velez, una cordillera rocosa situada al este asciende hasta los 1900 metros, en nuestro caso el track cruzará el macizo rocoso por un paso a mas de 1500 metros de altitud, eso significa si o si que hay que subir muchos metros.

    La primera parte de la ascensión esta asfaltada y bastante concurrida ya que sube hasta el Mirador de Fortica, una espectacular pasarela aérea con una enorme bandera de Bosnia-Herzegovina desde donde tienes una buenas vistas de Mostar, obvio, para eso es un mirador.

    No nos llama mucho la atención el sitio la verdad y seguimos nuestro track, que sigue durante unos pocos kilómetros más asfaltado y llaneando por un paisaje pedregoso y desprovisto prácticamente de vegetación, estamos ascendiendo por la cara sur donde además sopla el viento con fuerza de manera constante por lo que parece.

    En un momento dado el track se desvía a la izquierda, dejamos el pavimento, para coger un incomodo camino de grava y piedra suelta, que de nuevo comienza a ascender con ganas, en una serie continuada de "zetas".
    Se pasa sin problema, pero requiere toda tu atención, no se puede uno despistar, ya que a la mínima te puedes ir al suelo. Y ahí andamos, concentrado en la subida la Trini y servidora, que marchábamos delante, cuando comenzamos a extrañarnos de no ver a nadie por detrás y además, no oír a nadie por los intercomunicadores. Mal rollo.

    Optamos por regresar viendo que nadie aparece por alli, para encontrarnos con este panorama.




    El Ferro, vuelve ha hacer de las suyas. El caso es que se ha calado y no arranca. El Peric que es el que más controla de mecánica sugiere que revisemos en primer lugar la bujía, pero parece que funciona, descartado esto, pasamos al carburador, para ver si aclaramos algo sacamos un poco de gasolina del depósito y se la inyectamos directa al cilindro quitando la bujía previamente, eso hace que durante unos segundos la moto arranque y se mantenga, con eso acotamos un poco el problema, queda claro que no le llega gasolina al carburador, quizá la bomba de gasolina sea el problema, pero no llegamos a más.

    Mientras estamos allí en mitad de la subida aparecen dos austriacos, uno "mu grande" con una Africota de las clásicas a full de trastos, el otro mas "pequeñito" con una GS650 y con muchos trastos también, al igual que nosotros están haciendo la TET. Al grandote lo veías tranquilo y relajado, el "pequeñito" no lo tenia tan claro y llevaba más cara de acojono que otra cosa...jajaja.

    Al final no queda otra que volver sobre nuestros pasos hasta Mostar, al menos es cuesta abajo. Nos despedimos de los austriacos que continúan con la subida y optamos por separarnos, el Peric y servidora tiramos rápido para Mostar a intentar encontrar algún taller y el resto bajaría según pudiera el Novato con el Ferro, por que era casi todo bajada, pero aun así había un tramo de llaneo que habría que remolcarlo.

    Una vez en Mostar Peric y yo lo único que conseguiríamos averiguar es que siendo sábado por la tarde, todo estaba cerrado, es lo que hay. Seguimos intentándolo por internet, en un bar en el que cogemos wi-fi (seguimos en Bosnia y aquí los datos se pagan caros).

    Mientras tanto el resto del grupo continúan con la bajada. En la zona de llaneo les adelanta un tío con una enduro y les pregunta que pasa, se lo cuentan y les comenta que tiene un amigo mecánico. El caso es que el chaval hace una llamada, les da un contacto por si acaso y siguen bajando hacia Mostar.



    Aquí la Enterprise en tareas de remolcado manual.

    Nos vemos en el bar donde hemos establecido base a la entrada siguiendo el track, y comenzamos a ver opciones. Otro pequeño problema que surge es que el Novato andaba usando el móvil como GPS para seguir el track y tanta lluvia no le ha sentado bien, resumiendo que se queda sin móvil.
    Al final Don Trini le ofrece el suyo para las gestiones con la compañía de seguros, porque aquello no pinta bien, mal día, y lo peor es que mañana es domingo.

    Al Novato le esperaban dos días de turisteo por Mostar visto lo visto. Como ya era la segunda vez que se lo llevaban "averiao" el tío ya le iba cogiendo el tino a la situación, esta vez se organizó su mochilita con lo necesario y dejo con la moto todo el equipaje, en la anterior avería el muy pringao se llevo todo con el y anduvo paseando todo el equipaje por todas partes...jajaja
    La moto se la llevaron a la base con el equipaje, y al "probe" Novato se lo llevaron a un hotel de cuatro estrellas, que seguro sería una pasada, pero ya os digo yo que echaría de menos la tienda de campaña esas dos noches.




    Una vez solucionado el tema de la GS, toca separarnos. Nosotros seguiríamos de nuevo ruta, y ya van dos veces que nos dejamos al hombre este por ahí.

    Pero es lo que hay, mientras el que dejamos tenga la vida solucionada y se pueda apañar solo, el resto a lo suyo, ya nos veríamos más adelante según como fueran las cosas.

    Volvemos de nuevo a la estrecha carretera que sube al Mirador de Fortica, llaneo y de nuevo la dejamos para coger la pista de ascenso hacia las laderas del Monte Velez. La pista como decía antes, no es que sea especialmente complicada, pero hay que estar muy atento, es como una grava pero muy gorda, como cantos rodados, con muchas curvas cerradas en forma de "Zeta" y sobre todo muy larga, lo que hace que en cualquier despiste te puedas ir al suelo. sobre todo con estas motos cargadas donde cualquier pequeño fallo lo terminas pagando con esa indeseada tumbada de la moto.




    A mitad de subida, aprovechamos para hacer una parada en un pequeño llano, las vistas son espectaculares desde aquí, con Mostar y el Rio Neretva al fondo. Tampoco apetecía quedarse mucho allí, ya que el viento bate muy fuerte en esta cara del Monte Velez, la falta de vegetación y los molinos eólicos que hemos dejado atrás, ya te dan una pista.





    Seguimos ascendiendo por el mismo camino con la misma tónica de antes, hasta que llegamos a una curva a derechas en la que la pista principal sigue ascendiendo hasta el pico Brasina a casi 1900 metros y el track continua recto por algo que deja de ser un camino para convertirse en "noseque" , no es una senda, pero tampoco es un camino, y además ahora las piedras pasan a ser mas grandes e irregulares, otra cosa que va cambiando es que aparece algo de vegetación y comienza a soplar menos viento.




    Vamos alternando tramos fáciles y alguno más complicado como este, hasta que llegamos a algo más de esos 1500 metros que seria el punto más alto del collado.

    Después. pues eso, todo lo que sube, baja.

    Al principio mucha piedra y un paso un pelín complicado, lo recordaba además porque tenia referencias de los videos de León Bocanegra que pasó por aquí no hace mucho, y se encontró con este mismo dilema.



    En la foto si os fijáis, el camino tiene una salida a la izquierda, para hacer una pequeña "zeta", pero tu tendencia cuando llegas aquí es tirar recto, el caso es que yo iba el último y reconocí el sitio de verlo en el video de León y pude parar a tiempo, pero llegué tarde de avisar al resto.
    Esto, como siempre pasa en las fotos no lo parece, pero esta empinado de cojones, poca broma, así que a mis compis, la opción de volver no era viable, no les tocó otra que tirar y bajar un pequeño tramo de piedra, yo si hice la "zeta", pero realmente no sabría decir que es más complicado, hacer la "zeta" tiene su guasa con esa pendiente y por lo que vi, casi pasaron ellos mejor que yo.

    Después de eso, el camino parece mejorar, pero seria una falsa percepción, ya que primero te encuentras un par de bajadas que te ponen tenso, y cuando ya crees que la cosa ha pasado, llegamos al llano metidos en una densa vegetación, y claro, después de cuatro días de lluvia, en una umbría ¿Qué te vas a encontrar?. Pues eso, barro.




    Y con el barro, las caídas tontas.

    Lo que parecía solo un poco de barro resbaladizo, acabó en barrizal. Así que nada, lo de siempre un poco de paciencia y a sufrirlo.




    En total fueron unos 17 kilómetros por la cara norte del Monte Velez, primero más complicado y después poco a poco se fue abriendo la pista y desapareciendo el barro. Ahí nos pudimos relajar un poco.




    Ya en la parte final, nos encontramos con un camión sacando madera y esperando a que nos dieran paso. Nos cruzamos con un grupo de "cuacs", era ya tarde sobre las 7 más o menos, parecían de alquiler y el notas del casco a la "birulé", que era el más joven y parecía hacer de guía, nos preguntaba a nosotros si aquello llevaba a Mostar, o al menos eso le entendimos.




    Si, si..... tu tira p´arriba que ya llegarás, detrás le seguían 5 ó 6 señores muy mayores, de estos que la jubilación ya hacia tiempo que la habían cogido.
    No se, esta claro que un trasto de esos es mucho más estable que nuestras motos cargadas, pero se nos antojaba que aquello no acabaría bien. El camino se iba a complicar y mucho, se haría de noche no tardando demasiado, el guía parecía no saber donde iba, ante cualquier pequeño percance o retraso, si se les ocurría volver por donde habían venido, darle la vuelta a todos esos trastos en la senda estrecha, en mitad de una subida con barro y piedra, una cuadrilla de jubilados.... pufff, en fin, que divertirse se divertirían casi seguro.

    La pista terminó y salimos al llano, cruzamos algunas aldeas, una carretera y el track continuaría por una zona de sembrados con el sol poniéndose a nuestra izquierda.




    Dejamos este camino pavimentado y cogemos un camino a nuestra derecha, vemos varios cementerios a ambos lados del camino, lo que mosquea es que ves cementerios pero no ves pueblos, y da que pensar.

    Son cementerios musulmanes, y en un par de aldeas que vemos se dejan ver pequeños minaretes de las mezquitas, esta claro que estamos en zona musulmana. Si algo caracteriza a Bosnia es ese mezcla de culturas, puedes encontrar iglesias católicas, ortodoxas y mezquitas en un mismo sitio, o según la zona predominaran unas u otras.

    La ultima aldea que cruzaríamos seria Krekovi para ya coger una carretera que recorreríamos durante unos cientos de metros antes de coger la pista que nos llevaría hasta un lugar del que también teníamos referencias por el ultimo viaje de León Bocanegra. el Plateau del Mar, una altiplanicie entre los 1200 y 1300 metros de altitud, desprovista de arboles y con ligeras y suaves ondulaciones, que se supone habría estado sumergida bajo el mar.
    He buscado información y la verdad es que no he conseguido encontrar referencias sobre el lugar, al menos con ese nombre, lo que he encontrado es la denominación de Plateau de Morine, el nombre parece venirle de unas tumbas medievales que se encuentran en el, justo a la vera de la pista, poco después de que el track de la TET tome una bifurcación dejando la pista y siguiendo por un sendero.

    Sea como fuere el lugar como bien describía León Bocanegra en unas preciosas imágenes de dron es mágico, o quizá sea por las horas en las que lo recorrimos tanto él como nosotros, ya al atardecer.

    Nada más enfilar la pista de acceso al Plateau, comienza a llover, no mucho pero esta negro y no nos fiamos, así que hacemos una parada para enfundarnos nuestros monos de agua por si las moscas. Lo hacemos a toda velocidad, porque al paso que vamos, el Plateau lo vamos a ver de noche.




    Una vez "plastificados" comenzamos el ascenso al Plateau, que también tiene su encanto, ya que lo hace a través de un pequeño cañón que forma el rio Surdup.




    Una vez arriba seguimos por una buena pista, estamos en el Plateau de Morine, o del Mar, que cada uno se quede con la denominación que más le guste.





    Pero lo realmente chulo comienza en cuanto dejas la pista justo antes de las tumbas medievales y coges un sendero entre la hierba siguiendo el track de la TET.




    Unos kilómetros después y ya metidos de lleno en el Plateau tuvimos la "amigable" visita es tres o cuatro perros, aunque no tengo claro si eran perros o caballos, lo que se, es que eran muy grandes.... jajajaja.





    El lugar como decía tiene su magia y no te digo nada con esa luz especial que siempre hay a estas horas del día, más aun si el tiempo anda revuelto.
    Pero hay algunos detalles a tener en cuenta, que hacen que la cosa no sea tan idílica a veces, había sido un día largo y duro, habíamos subido prácticamente dos veces el collado de Mostar por la avería y la bajada por la cara norte fue bastante dura, así que, el que más el que menos anda ya cansado.
    El que llevaba un poco el timón soy yo, y andaba estirando la cuerda desde hacia ya un buen rato, porque con el rutómetro en la mano, las distancias me parecían factibles y teníamos de nuevo otra referencia de León Bocanegra, que era un pequeño bar en la orilla del Neretva en la localidad de Ulog.
    ¿El por qué ir a este bar?, pues porque con toda la historia de la avería del Novato y siendo sábado no habíamos comprado nada para comer, así que el Bar se presentaba como un buen destino para esa noche si queríamos comer algo, de hecho era el único destino posible en muchos kilómetros a la redonda, o al menos el único conocido por nosotros.

    Cuando estiras mucho la cuerda las cosas a veces se pueden complicar, si a eso le unes aquello de "la noche me confunde", pues miel sobre hojuelas.
    De los cuatro que quedábamos, por distintos motivos dos ya no llevábamos GPS, creo recordar que el único funcionando en ese momento era el del Peric, quizá Don Trini también, no lo se, pero el caso es que en algún cruce de estos se lió la cosa y nos equivocamos de camino. O al menos eso parece repasando cosas a posteriori con el G.E.




    El camino, o senda a veces, estaba cubierto por la hierba en muchas ocasiones, y eso siempre es promesa de líos. Por los interfonos iba cantado distancias para animar un poco, en teoría el tramo de senda era de unos 8 kilómetros hasta un pequeño lago y de ahi ya, otros 9 kilómetros por una buena pista hasta el pequeño pueblo.

    En el momento de ese cruce llevábamos ya unos 6 kilómetros, apenas quedarían 2 de senda, y andábamos animándonos, ¡venga! un par de kilómetros más y ya cogemos una buena pista, un paseo de 9 kilómetros y estamos en el Bar.





    Dejamos el Plateu, o al menos eso parece ya que nos internamos en un camino completamente cerrado por la vegetación, hasta que de repente el Peric que va primero da el aviso, tras pegarse un buen susto.
    Hay un enorme hoyo cortando el camino. Lo de enorme no es por darle dramatismo, nada de eso, el hoyo estaba hecho a conciencia y era grande y profundo de cojones.

    Aparcamos motos y comenzamos a inspeccionar la zona, pufff.

    El bajón fue serio, llegamos a plantearnos plantar tienda allí mismo y dormir como fuera, con tal de no tener que seguir. Estudiamos un poco las opciones de vadear aquel hoyo, pero no lo vemos nada claro, por la derecha parecía haber una opción pasando las motos descargadas y una por una, pero esta en ladera, de noche, resbaladizo y corremos el riesgo de liarla, quizá de día y en otra situación lo veríamos factible, pero desde luego en ese momento ni de coña.

    Yo recordaba que la pista que habíamos cogido al principio del Plaeau y que habíamos dejado seguía con buen rumbo, no tenia claro que llegara al pueblo pero pintaba que si. Y efectivamente repasando en el GPS así parecía. Se nos presentaba una opción bastante sencilla y hacia ahí tiramos.
    Tocaría deshacer lo hecho y volver al principio del Plateau para coger esa pista que nos llevaría en teoría al pueblo. Tengamos Fe hermanos.

    El regreso sería algo más complicado que la ida, ahora ya es totalmente de noche, el de la Enterprise esta hasta los cojones y Don Trini otro tanto. La Enterprise son muchos kilos y eso a estas horas del día lo terminas pagando. Así que tenemos alguna caída que otra para darle emoción al asunto.

    Después de la ultima caída voy yo abriendo camino con la Tiger, me sigue Tallafocs con la Enterprise y en una subida no me doy cuenta que la rodada buena esta a la derecha, y he tirado por la izquierda, craso error.
    No se si llamarlo momento critico de la noche, pero si no lo fue, se le parece mucho.

    Ahí no fui consciente que Tallafocs me seguía y cuando me vi el reguero con la roca en el centro en mitad de la subida en lugar de parar y recular poco a poco, tire por las bravas, subir, subí, pero el golpe que le di a la piedra sonó muy mal, muy fuerte y muy mal, además la Africa se quedo encallada justo antes de la piedra y al suelo de nuevo en muy mal sitio para sacarla de allí.

    Todo apuntaba a que la habíamos liado parda.

    Llegué arriba de la cuesta, por los intercomunicadores ya había oído que la Enterprise había encallado, me dispuse entonces a comprobar que había pasado en los bajos de mi moto, me temía lo peor, un agujero en el cárter por ejemplo. Mi pie izquierdo hizo lo que ya tiene aprendido hacer mecánicamente cuando paro la moto, buscar la pata de cabra para ponerla.
    Pero algo pasaba, porque o mi pie izquierdo había perdido esa habilidad o allí no había pata de cabra.
    Efectivamente, no había tal pata de cabra, ya tenia claro algo, ahora solo faltaba comprobar si había algo más roto.
    Opté por tumbar la moto en el suelo visto lo visto.

    Primero había que ir a rescatar a la Enterprise, conseguimos sacarla de allí y subirla arriba.




    Una vez arriba y ya con las linternas pudimos ver que dentro de lo que cabe, había tenido suerte y solo parecía estar rota la pata, arrancada de cuajo literalmente.
    Tal cual estaba hicimos un apaño de urgencia con unas bridas para sujetarla y listo. A seguir.

    Salimos de la liada y seguimos, ahora solo nos faltaba saber si los "perritos" nos dejarían pasar o nos la liarían parda también. Pero se ve que ya éramos como de la familia de tanto pasar por allí y solo nos acojonaron un poco, pero nada serio, seguimos y por fin acabó la senda y volvimos a la civilizada pista.

    Nos quedaban ahora 18 eteeeeeeeernoooooosssss kilómetros hasta el codiciado Bar en Ulog. Al que llegamos sin más novedad que el cansancio acumulado ese día.




    Lo del bar..... jajajaja, daría solo con eso para otra crónica. Serian mas de las 10 de la noche y aparecimos allí, los cuatro astronautas ante la mirada atónita de los cuatro paisanos que estaban en la terraza.
    Entré yo primero a preguntar si podíamos comer algo. El chaval joven que estaba en la barra me dice que nones, aquí solo "Drink" y me enseña la nevera llena de cervezas, cocacolas y bebidas varias, te quedas con cara de frustrado pensando, no puede ser. Insisto, pero claro si no hay, no hay.
    Pero el chaval ante mi insistencia, o ante mi cara de "plof" cuando me lo dijo, no lo se, se fué a preguntarle a uno que estaba sentado apoyado contra la pared, con pinta de ser el jefe.
    Este con cara de fastidio, le dice algo, y le señala hacia unos cobertizos mugrientos.

    El chaval joven me mira todo ilusionado, y me dice con señas que me vaya con él, lo sigo hasta los cobertizos mugrientos y entramos en uno. Enciende una luz, dentro no esta mucho mejor que por fuera, lleno de trastos y mierda por todas partes, y entonces se dirige hacia una mesa, sobre la mesa una olla enorme.

    Abre la olla con toda la ilusión del mundo, tu con la intriga de que será, ¿Qué cenaremos hoy? y entonces viene cuando se te caen los cataplines al suelo, por decirlo así en fino. La olla estaba llena de algo que al parecer para ellos es un manjar, cabezas de corderos cocidas sin más.
    Declino tan apetitosa oferta, y le digo que ...bueno, que tampoco tenemos tanta hambre, que ya nos tomaremos unas cervezas si eso....

    Nos sentamos en la mesa y nos reímos un rato contándoles lo de la visita al cobertizo, de paso nos reímos un poco también de nuestra desgracia esa noche, después de todo lo que hemos pasado y nos toca pasar la mano por la pared.

    Pero entonces entro en acción el amigo Tallafocs, que se hizo colega de uno que había por allí, y acabó consiguiéndonos una buena barra de pan, que junto con un par de latitas de foiegras, unas barritas de cereales que llevábamos y una especia de cecina que nos traía cada dos por tres el amigo del Tallafocs con las manos mugrientas, consiguieron que pasáramos una de las noches mas memorables del komando. Escatológica, pero memorable.




    La noche fue larga, nos bebimos unas cuantas cervezas y acabamos tomando chupitos de algo, no me preguntéis de que, además el que ponía la música se vino arriba y le dio volumen al aparato.
    Pudimos disfrutar de una buena sesión de música balcánica, el único problema es que hubo un momento en que se atascó en una canción y ahí se quedó, repitiéndola una y otra vez como un mantra.

    Todavía tengo pesadillas algunas noches, en las que escucho la dichosa canción.

    El día había sido un puto desastre, hasta el bar que era nuestra esperanza resultó ser también un puñetero desastre, pero esa noche nos acostamos allí mismo, acampamos detrás del bar en un prado junto al rio Neretva, donde el dueño del Bar, tan serio que parecía él, nos había dicho que sin problema, y esa noche, cuando te metes en tu saco dentro de tu tienda, no puedes dejar de pensar....¡¡¡¡ joer que día !!!!

    To be Continued....

    S!

  4. #44
    Ya lleva tacos Avatar de Carlos75
    Fecha de ingreso
    08 jun, 14
    Ubicación
    Galicia
    Mensajes
    2,493
    En fin, se supone que es la energia de grupo la que os da fuerzas, porque las circunstacias del día tienen tela...

    Mostard y algunos parajes que se intuyen en las fotos, justifican la jornada.

    Se agrdece de nuevo el trabajo de compartirlo

  5. #45
    Veterano mototrailero Avatar de Tino.
    Fecha de ingreso
    11 dic, 12
    Ubicación
    Palafolls (BCN)
    Mensajes
    4,089
    Como estoy disfrutando con vuestro viaje/aventura; hasta las “pupas” que os van sucediendo me resultan amenas (perdonadme chicos).

    Envidiable,

    KTM 690 Enduro * Honda X-Adv 750 * Husky FE450

  6. #46
    Veterano mototrailero Avatar de manchi
    Fecha de ingreso
    09 abr, 05
    Ubicación
    Zárágózá
    Mensajes
    15,838
    Entradas de blog
    2
    Jodo petaca

  7. #47
    Ya lleva tacos
    Fecha de ingreso
    05 ago, 10
    Mensajes
    239
    Esas con las anecdotas que luego se recuerdan de un viaje, cuando tienes que improvisar, salir del apuro, confraternizar con los locales y tirar de mano izquierda... ja, ja , ja!!!!

  8. #48
    Veterano mototrailero Avatar de manchi
    Fecha de ingreso
    09 abr, 05
    Ubicación
    Zárágózá
    Mensajes
    15,838
    Entradas de blog
    2
    Y mira que son duras las GS650, pero en ciertas manos... ¡Decidle al novato que la próxima con moto nueva!

  9. #49
    Va por buen camino Avatar de Sebas
    Fecha de ingreso
    02 may, 22
    Ubicación
    Barcelona o Somontano (Huesca)
    Mensajes
    94
    En esas fechas estaba yo camino de Hondarribia con mi SH-300, y vosotros ahí de verdadera aventura. No se yo si aguantaría eso sin un buen líder.
    Sebas
    Honda XR 250 R '03

  10. #50
    Ya lleva tacos Avatar de Dimoni
    Fecha de ingreso
    30 nov, 07
    Ubicación
    Tella Hills (Alacant)
    Mensajes
    757
    Ya se lo avisamos, que ese trasto no aguantaría un viaje tan largo y con tanta "tralla", pero mira, es cabezón el chaval...jajaja.

    De todos modos como bien decís, de alguna manera estas historias terminan siendo la salsa del viaje muchas veces, te llevan a situaciones que de otra manera no pasarías, la pena fue por él, porque se perdió los dos días siguientes, que fueron un espectáculo.

    De todos modos como dice Carlos, los lugares y paisajes por los que pasas lo justifican todo.

    Gracias por pasaros a comentar.

    S!

Página 5 de 6 PrimerPrimer 123456 ÚltimoÚltimo

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •